Seguimos a vuestra disposición con información y novedades de interés para empresas en el nuevo blog de CE Consulting. Para acceder pincha aquí.

Las empresas suscriben convenios o acuerdos de colaboración con los centros educativos y el alumno para que estos puedan realizar prácticas. Existen dos tipos de prácticas: curriculares y extracurriculares.

¿Cuáles son las diferencias entre los distintos tipos de prácticas? 

1.- Curriculares: forman parte del programa de estudios y son obligatorias para los estudiantes. Están diseñadas en base a unas competencias y objetivos académicos.

2.- Extracurriculares: también conocidas como prácticas voluntarias en empresa. No pertenecen al Plan de Estudios, solo pueden ser solicitadas cuando este ha superado el 50% de los créditos de su titulación, aunque este porcentaje puede variar dependiendo de la universidad. Tienen carácter voluntario y, por lo tanto, están exentas de convocatorias y calificación final. 

¿Deben remunerarse?

Las empresas no están obligadas a ofrecer una remuneración. El establecer una ayuda económica al estudio durante el periodo de prácticas es opcional, a no ser que esta condición se incluya dentro del convenio de cooperación educativa del centro de formación.

¿Se deben dar de alta en la seguridad social? ¿Hay que pagar seguridad social?

A día de hoy solo si las prácticas son remuneradas. Si la empresa decide remunerar al becario, las prácticas externas curriculares remuneradas tendrán una bonificación del 100% en la cotización a la seguridad social, mientras que las extracurriculares remuneradas no disponen de ningún tipo de bonificación. Actualmente el pago de la misma será de 56,90 euros al mes.

Si has finalizado tus estudios, puedes descubrir nuestra bolsa de empleo.

Suscríbete

Suscríbete ahora a nuestro blog

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*