Si buscas el término “startup” en Google Trends la herramienta echará humo y es que ¿puede haber un concepto más de moda en el entorno empresarial? Está tan de moda que en ocasiones se confunde su significado y es utilizado de forma errónea.

Qué es una startup

Una startup no es cualquier emprendimiento. Tampoco es una S.L recién creada. No es una idea espoleada por la pasión del momento. No es un proyecto creado por informáticos con sudadera y zapatillas deportivas. Tampoco cualquier empresa que tenga futbolín y ofrezca fruta fresca en sus desayunos.

Si vuelves a utilizar al gigante de Mountain View y googleas “Startup” encontrarás cientos de descripciones en varios idiomas y todas ellas con dos denominadores comunes: tecnología y crecimiento.

Una buena aproximación a una definición genérica sería: startups son aquellos negocios de nueva creación que comercializan bienes y/o servicios a través del uso intensivo de las tecnologías de la información-comunicación y con una gran capacidad de crecimiento basada precisamente en la tecnología.

Y como si de un elevator pitch se tratase sintetizamos el concepto en una sola frase: “Una startup es una empresa con base tecnológica y con un producto escalable”.

Una de las características más particulares es que en los primeros estadios de creación trabajan con un modelo de negocio que puede pivotar. Así pues, este tipo de compañías son valoradas por su alta capacidad de adaptación al mercado y al usuario.

Y de facturación ¿cómo vas?

En el amplio abanico de mitos y leyendas sobre startups encontrarás el de la facturación. Seguro que has leído sobre compañías Unicornio (las valoradas en más de 1.000 millones de Euros) que no han monetizado, es decir, que no han facturado ni un sólo euro, y que parece que cuanto más gastan más valen… Sí, eso puede suceder, pero no es fruto de la locura transitoria de fondos de inversión que se enamoran de Founders y CEO’S, no. En la mayoría de casos responde a que la compañía ha demostrado su capacidad de generar ingresos de forma escalable en el futuro y, por lo tanto, que su capacidad de generar ingresos será mucho más rápida que su estructura de costes. Esto es normalmente debido al factor tecnológico disruptivo, que convierte a la compañía en diferencial respecto a su competencia con crecimiento orgánico.

Pero olvidémonos por un momento de los animales mitológicos y los casos de éxito apabullantes y volvamos a la Tierra para hablar de cómo se gesta una Startup. Evidentemente, como en todos los procesos, no existe una fórmula infalible, ni una biblia inquebrantable, ni un decálogo mágico, pero sí unos denominadores comunes: La idea y su validación; los fundadores, el equipo y su equilibrio; los inversores, la financiación y sus tempos; el crecimiento y los biorritmos; el mercado y los cambios forzosos; el usuario y sus verdades; la creación de marca y su proyección; los errores que se van realizando y la capacidad de adaptación a todos ellos.

Un conjunto de teclas que el equipo fundador debe tocar al unísono, otorgándole a cada una el protagonismo pertinente dependiendo de la idiosincrasia del proyecto.
En artículos venideros hablaremos extensamente de estos denominadores comunes que no garantizan el éxito pero que sin ellos es casi imposible alcanzarlo.

En estas aproximadamente 600 palabras hemos hablado de conceptos tangibles, de realidades palpables, de ingredientes esenciales y elementos clave, pero hay un intangible imprescindible para que una empresa se la pueda denominar startup y es la ACTITUD de los que la componen. Una forma única de vivir la empresa, con hambre insaciable de realizar algo disruptivo e innovador. Una actitud que ama el cambio, que no le asusta volver a empezar. Una actitud que hace que sus fundadores persigan casi obsesivamente el objetivo que en ocasiones está desdibujado. Una actitud con la que disfrutan día a día del camino hacia el éxito.

Suscríbete

Suscríbete ahora a nuestro blog

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies