La pandemia de la COVID-19 ha hecho que las empresas tengan que instalar diferentes planes de actuación para detectar contagios en su plantilla. Os hablamos del protocolo de contagios de COVID-19 que debes implantar para que dicha detección se realice lo antes posible.

Protocolo de contagios de COVID-19: clasificación de casos

Os hablamos de los diferentes casos que se pueden dar y como actuar.

1. Casos sospechosos. Es decir, cualquier persona con un cuadro clínico de infección respiratoria aguda o que cuenten con síntomas atípicos, como la odinofagia, anosmia, ageusia, dolores musculares, diarreas, dolor torácico o cefaleas.

2. Casos confirmados. Aquí entran los siguientes supuestos:

  • Si el afectado cumple con el criterio clínico de caso sospechoso y con PCR positiva.
  • Si la PCR sale negativa, pero da resultado positivo en un test serológico.
  • Si la persona es asintomática con PCR positiva, aunque la prueba serológica sea negativa, o no se la haya hecho.

3. Casos probables: Casos con infección respiratoria grave compatible con COVID-19, independientemente de que los resultados de la PCR sean negativos o no concluyentes.

4. Casos descartados: Caso sospechoso con PCR y serología de resultado negativo.

El protocolo debe ser el siguiente:

  • Los trabajadores con síntomas no deben acudir al centro de trabajo.
  • Si se da un caso de un trabajador que ya se encuentre en la oficina, se le deberá aislar en un lugar con ventilación con mascarilla y gel desinfectante. Además, se deberá desinfectar todas las estancias en las que haya estado. En cuanto se le mande a casa, hay que recordarle que llame a su centro de atención primaria, entregándole la Hoja de Información para el contacto en seguimiento y cuarentena. Por último, la empresa debe avisar al Servicio de Prevención de
  • La empresa deberá dar aviso inmediatamente al Servicio de Prevención de Riesgos Laborales para que a través de la empresa o del propio trabajador afectado le faciliten la información necesaria con el fin de identificar los contactos estrechos y hacerles el correspondiente seguimiento.

Manejo de contactos 

  • La identificación de los contactos estrechos se debe hacer en el momento en que hay un caso sospechoso.
  • Contacto estrecho se considera cualquier persona que haya tenido contacto con el caso desde 48 horas antes del inicio de síntomas, o del diagnóstico en el caso de asintomáticos, hasta el momento en que el caso es aislado, que:
  • Haya proporcionado cuidados a un caso.
  • Haya estado en el mismo lugar que un caso a una distancia menor de 2 metros y durante 15 minutos (por ejemplo familiares, convivientes…)
  • Haya viajado en avión, tren o medio de transporte terrestre de largo recorrido en un radio de dos asientos alrededor del caso, así como la tripulación que haya tenido contacto con él.

Suscríbete

Suscríbete ahora a nuestro blog

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*