El Ingreso Mínimo Vital es una prestación no contributiva de la Seguridad Social definida como derecho subjetivo de la ciudadanía. Es decir, el benefactor solo tiene que cumplir con los requisitos para percibirla, al igual que sucede con el paro o la pensión de jubilación.

¿Quién la recibe?

Todo aquel que no llegue a la cantidad estipulada según su condición. La cantidad a percibir será la diferencia entre lo que ingresas y la cantidad que te corresponde.

Por ejemplo, para un matrimonio con un hijo se calcula un ingreso mínimo vital de 738 euros. Si entre los dos cónyuges ingresan 500 euros mensuales, recibirán una cantidad de 238 euros.

Requisitos

Pero no todo el mundo puede ser receptor de esta ayuda. Los requisitos necesarios para solicitar el IMV son los siguientes:

  • Tienes que ser mayor de 23 años (de 18 si tienes menores a cargo) y menor de 65.
  • Debes llevar un año de residencia legal en España y llevar viviendo independientemente durante un año, en caso de las familias solicitantes, y tres años si se trata de personas solas.
  • Debes estar inscrito como demandante de empleo y haber solicitado primero las ayudas a las que se pudiera tener derecho.

Por último, te realizan un test de patrimonio neto descontando el valor de la vivienda habitual. La cantidad que no debes sobrepasar para percibir el Ingreso Mínimo Vital va desde los 16.614 euros en caso de una sola persona a 43.196 euros para una familia de cuatro personas.

Suscríbete

Suscríbete ahora a nuestro blog

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies