Cómo podemos aminorar nuestra carga tributaria en la declaración de la renta dependiendo de la Comunidad Autónoma donde residamos

Si bien el momento clave para actuar es con anterioridad al 31 de diciembre, mediante la amortización de hipoteca o las aportaciones a los planes de pensiones, podemos tener en cuenta algunos ‘trucos’ para minorar en la medida de lo posible nuestra carga tributaria dependiendo de la Comunidad Autónoma donde residamos:

1. Deducciones por circunstancias personales y familiares: en estos casos la divergencia entre comunidades autónomas es amplia, pudiendo desgravarse en algunas hasta los gastos de guardería, mientras que en otras simplemente por el nacimiento o la adopción del segundo hijo o ulterior, así que no olvides comunicar los cambios que se hayan producido en tu familia.

La clave: actuar antes del 31 de diciembre con amortización y aportaciones

2. Deducciones relativas a la vivienda habitual: en esta circunstancia, los jóvenes (menores de 36 años) suelen tener ventajas a través de la deducción por el alquiler.

3. Deducciones por donativos y donaciones: así que si eres solidario… ¡tienes premio! Por lo que si haces una donación a una ONG, fundación o Entidad No Lucrativa de interés público que se acojan a la ley 49/2002, puedes deducirte un 75% de los primeros 150 euros donados, y un 30% sobre el resto. En esta tipología, algunas Comunidades incluyen los donativos con fines de desarrollo de I+D, fomento de la cultura…

Cambios familiares, alquiler de vivienda o donativos son deducibles

4. Deducciones sobre otros conceptos deducibles. Aquí la tipología de gastos que podemos desgravar es extensa: pudiendo variar desde la adquisición de acciones o participaciones de sociedades en constitución o que amplíen capital hasta los gastos en material escolar y libros de texto. Por otra parte, siempre conviene planificar acciones que vayamos a realizar en un futuro y que puedan influir en nuestra “factura fiscal”:

  • Vende los bienes más antiguos (anteriores a 30/12/1994) en primer lugar para aprovechar mejor los coeficientes de abatimiento.
  • Transmite tu vivienda habitual cuando cumplas los 65 años para que esa ganancia quede libre de impuestos.

Por tanto, si tienes pensado vender bienes, piensa primero, actúa en consecuencia y no olvides consultar con tu asesor fiscal.

 

Suscríbete

Suscríbete ahora a nuestro blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies