Figurar en un fichero de morosos es un indicio de ser financieramente poco fiable, y puede suponer la denegación de un crédito, de una tarjeta bancaria, o no poder contratar servicios como suministros de agua, luz, teléfono, o contratar un seguro, por ejemplo.

La inclusión en el fichero será por deudas de, al menos, 50 euros, y han de ser deuda cierta, vencida, exigible e impagada. Y no haber sido reclamada o impugnada administrativa o judicialmente o en un arbitraje.

Si ya nos han incluido … ¿qué hacer para salir?

  • Pagar la deuda y solicitar la cancelación de tus datos. Y asegurarnos que eliminan los datos del fichero, solicitando la baja al titular del fichero adjuntando copia del D.N.I. y del pago.
  • Si no estamos conformes con la deuda, impugnarla administrativa o judicialmente o mediante un arbitraje de consumo. Tampoco debían incluirnos si es el acreedor el que la ha reclamado por alguno de estos medios. Pues en ambos casos la deuda no es cierta.
  • No hay deuda, es un error, o no se cumplen todos los requisitos. Debe solicitarse la baja al titular del fichero. El titular del fichero debe responder (30 días ampliables a 2 meses), dando parte al acreedor. Si no responde, denunciarlo ante la Agencia Española de Protección de Datos, y si nos dan la razón, podrían imponerse sanciones al acreedor y a la gestora del fichero. Sin perjuicio de reclamar judicialmente una indemnización por los daños causados.

Suscríbete

Suscríbete ahora a nuestro blog

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies