Según el Ministerio de Trabajo, se está estudiando y negociando para la regularización legislativa de los llamados Riders (trabajadores a domicilio). Se pretende que estos trabajadores sean considerados trabajadores por cuenta ajena de plataformas digitales que realizan está actividad. Actualmente estos trabajadores están encuadrados en el régimen de autónomos.

Qué se considera ‘trabajador autónomo’

A los efectos de Seguridad Social se entenderá como trabajador por cuenta propia o autónomo, aquel que realiza de forma habitual, personal y directa una actividad económica a título lucrativo, sin sujeción por ella a contrato de trabajo y aunque utilice el servicio remunerado de otras personas, sea o no titular de empresa individual o familiar.

¿Qué ventajas tienen entonces los riders como autónomos?

  • Flexibilidad: pueden elegir cuándo trabajar y en qué horario. Por lo tanto, podrían tener mayor conciliación familiar y laboral.
  • Podrían tener otro trabajo mientras no estén realizando reparticiones o incluso en otras compañías de reparticiones.
  • Ahora tienen derecho a la baja por enfermedad y siguen cobrando durante este periodo, e incluso pasado 60 días de enfermedad dejan de pagar la cuota. 
  • No está ligado a un salario establecido por convenio, por lo que pueden ganar más salario si realizan más trabajo.

¿Y qué inconvenientes?

  • Si no realizas trabajo no cobras salario, por tanto, están más limitados a la hora de cogerse vacaciones, ya que durante este tiempo no perciben retribución.
  • Si no tienes horario fijo también se te puede volver en contra, puedes trabajar muchas más horas que como trabajador por cuenta ajena para intentar conseguir más dinero, por lo que no tienes tanta vida personal.
  • La responsabilidad ante cualquiera circunstancia es de la propia persona.
  • Tienes que pagar impuestos. 

¿Por qué considera el Gobierno a los riders como empleados por cuenta ajena? 

Ellos consideran que se encuentra en situación de dependencia y ajeneidad. Dependencia, cuando concurren las siguientes circunstancias:

  • Se produce cuando se está incluido en el ámbito organizativo de la empresa y tienes que cumplir las órdenes, mandatos y directrices que el empresario te imponga en la manera en la que tienes que desarrollar tu actividad.
  • Estás subordinado a las personas que tienen el poder de mando.

Suscríbete

Suscríbete ahora a nuestro blog

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*