">Juego online: así debes declarar las ganancias | Blog CE

 

Los premios obtenidos en el juego online ya sean apuestas deportivas o partidas de póker,  así como los de salas de juegos, casinos o bingos físicos, se consideran ganancias patrimoniales a efectos del Impuesto Sobre la Renta de las Personas Físicas. Por tanto, se consideran rendimientos sujetos a tributación y los debes declarar en tu liquidación anual.

A continuación, te detallamos todo lo que tienes que hacer con las ganancias que hayas obtenido por tu participación en cualquier juego online durante 2018.

¿Qué debes hacer con tus ganancias en el juego online?

Debes declarar la ganancia patrimonial que hayas obtenido en tu declaración de la Renta; cuyo plazo de presentación concluye el próximo 1 de julio.

¿Qué importe tienes que incluir en tu declaración?

  • El importe sujeto a tributación será el beneficio que hayas obtenido.
  • Puedes deducirte las pérdidas que hayas tenido en el juego, pero únicamente hasta el importe de las ganancias que hayas obtenido. En ningún caso el importe puede resultar negativo. Esto quiere decir que si has realizado apuestas en diferentes páginas web, ganando en unas y perdiendo en otras, solo debes tributar por el saldo neto. Lo mismo sucede si has apostado durante el ejercicio tanto en casas de apuestas on-line como en locales físicos. Las ganancias de unas las podrás compensar con las pérdidas de otras, siempre que en este último caso, se puedan acreditar las pérdidas.

Además, en lo que se refiere al cálculo del beneficio, debes tener en cuenta que:

  • En relación con el juego on-line, puede ser que hayas recibido bonos gratis o promociones que no requieren depósito. El importe íntegro de estos bonos o promociones deberás incluirlo en tu declaración y quedará sujeto a tributación.

¿Cuánto tendrás que pagar?

La ganancia patrimonial que hayas obtenido en el juego online debes incluirla, al igual que el salario, en la Base Imponible general del Impuesto. Asimismo, quedará sometida al tipo general de gravamen. Un tipo progresivo que oscila entre el 19 y el 45%, teniendo en cuenta que podrá variar según la Comunidad Autónoma en la que se residas.

Por último, te recordamos que:

  • Es importante que guardes los recibos o cualquier justificante que sirva para acreditar las pérdidas que declares.
  • Si juegas con varios perfiles, nombres, seudónimos o utilizas tarjetas de crédito de terceros, la ganancia o pérdida podrá ser imputada a personas diferentes.

 

Suscríbete

Suscríbete ahora a nuestro blog

4 comentarios

  1. Hola necesito ayuda de como realizar correctamente la renta de cara al año que viene para declarar las ganancias obtenidas en juego online. Gracias.

    1. Buenos días, Adán.

      Hemos pasado tus datos a nuestro equipo de asesoría fiscal para que contacten contigo. De todas formas, si prefieres ponerte en contacto directamente con ellos puedes hacerlo a través del teléfono gratuito 900 92 1000 o por correo electrónico dirigiéndote a [email protected]

      Un saludo.

    1. Buenos días, María Cristina

      Con la palabra ganancia nos referimos al beneficio positivo obtenido por el jugador.

      Para conocer el importe que quedará sometido al IRPF, debe realizarse el cálculo siguiente:

      Beneficio = ingresos (en la mayoría de los casos, los ingresos se corresponderán con la suma del importe del premio obtenido y el importe íntegro de los bonos o promociones que se hayan obtenido de manera gratuita) – gastos (con carácter general, los gastos se referirán al dinero apostado).

      El resultado de la fórmula anterior podrá arrojar un resultado positivo (ganancia) o negativo (pérdida).

      Resultado positivo = ganancia. Su importe se deberá incluir en la declaración del IRPF correspondiente.
      Resultado negativo = pérdida. Si se hubiesen obtenido ganancias y pérdidas, al importe de las ganancias se podrá restar el importe de las pérdidas obtenidas, sin que en ningún caso el resultado pueda ser negativo. Es decir, el importe que se incluya en la declaración del IRPF tendrá que ser siempre 0 o mayor que 0. Nunca se podrá incluir un importe negativo.

      Ejemplo:

      “En enero, Pablo realiza una apuesta online por 40 euros y no gana nada. En febrero, vuelve a apostar 50 euros y gana 100 euros.”

      Cálculo beneficio enero:

      Beneficio = Ingresos – Gastos

      Beneficio = 0 – 40

      Beneficio = – 40 (pérdida)

      Cálculo beneficio febrero:

      Beneficio = Ingresos – Gastos

      Beneficio = 100 – 50

      Beneficio = 50 (ganancia)

      Importe sometido a tributación (el resultado debe ser 0 o superior a 0) = ganancias totales – pérdidas totales

      Importe sometido a tributación (el resultado debe ser 0 o superior a 0) = 50 – 40

      Importe sometido a tributación (el resultado debe ser 0 o superior a 0) = 10

      Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies