Hace unos meses, el Instituto Nacional de Estadística publicó unos datos que reflejaban que la custodia compartida de los hijos fue otorgada en el 30,2% de los casos de divorcio y separación. Una tendencia ascendente desde 2010, año en que el porcentaje se situó en 10.5.

Custodia compartida

En este artículo vamos a explicar en qué consiste esta custodia, qué la diferencia de otros tipos de guarda, cuáles son los requisitos para obtenerla y en qué casos está desaconsejada.

¿Qué significa guarda y custodia?

Son muchos los divorcios y separaciones que se producen existiendo hijos menores y, en todos ellos, es necesario establecer el régimen de guarda y custodia para con los mismos. Esta guarda y custodia consiste en la convivencia, cuidado y asistencia de los hijos menores de edad.

Un concepto distinto al de patria potestad, la cual establece la representación general y administración de los bienes de los hijos menores de edad. En el caso de la patria potestad, lo habitual es ambos progenitores la ejerzan conjuntamente. Sin embargo, la guarda y custodia se atribuirá obligatoriamente a uno u otro, o a ambos de forma conjunta, en los casos de separación y divorcio.

Tipología de la guarda y custodia

Así, la guarda y custodia puede ser monoparental o compartida.

Custodia monoparental

La custodia monoparental es aquella en la que la custodia quedará exclusivamente en manos de uno de los progenitores. Este convivirá con los hijos, quedando a su cuidado y obteniendo el progenitor no custodio derecho a un régimen de visitas. Este último, además, debe pagar normalmente una pensión alimenticia.

Custodia compartida

La custodia compartida es aquella en la que ambos progenitores tienen derecho a convivir con los hijos por períodos de tiempo muy similares.  Además, en ella ambos padres tendrán la responsabilidad de la educación, la crianza y el bienestar general de los hijos en igualdad de condiciones.

En los últimos años, el Tribunal Supremo ha venido sosteniendo que el régimen de custodia compartida “no debe considerarse una medida excepcional” por lo que cada vez vemos una tasa mayor de adopción o acuerdo de este tipo de custodia.

Requisitos para la custodia compartida

Los requisitos o criterios valorados para el establecimiento de la custodia compartida son los siguientes:

  • El cuidado de los hijos constante durante el matrimonio o la relación de pareja.
  • Disponibilidad laboral de los padres.
  • Cercanía de los domicilios entre los progenitores.
  • Edad y deseos manifestados por los menores.
  • Plan de parentalidad.
  • Informe psicosocial o exploración del menor.
  • Solicitud de las partes.

Si bien estos son los criterios principales a tener en cuenta, todos ellos se encuentran supeditados al interés y beneficio de los menores.

¿Cuándo se desaconseja la custodia compartida?

Ciertamente, el número de custodias compartidas otorgadas en España ha aumentado. Sin embargo, existen situaciones en las que se desaconseja este tipo de guarda, como pueden ser:

  • Relaciones conflictivas entre la pareja,
  • Excesiva distancia entre el domicilio de los progenitores,
  • Situaciones en las que existan otros problemas (droga, maltrato …)
  • También se desaconseja para los casos en los que existen bebés o niños muy pequeños.

Si tiene cualquier duda al respecto, o considera que le debe ser otorgada la custodia compartida de sus hijos, no dude en contactar con nuestro despacho.

Suscríbete

Suscríbete ahora a nuestro blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies