En el último mes, el principal tema de conversación ha sido el COVID-19 (más conocido como el coronavirus), que ya constituye un desafío de salud global, habiéndose extendido a más de un centenar de países. De momento, se han detectado unos 110.000 casos y casi 5000 muertes (la gran mayoría en China, país en el que se originó la epidemia). Hay que aclarar que los datos ofrecidos en este artículo son temporales, ya que hay actualizaciones constantes sobre nuevos infectados y muertos cada hora.

coronavirus y teletrabajo

Las consecuencias que va a tener este virus en nuestras vidas en los próximos meses todavía son inciertas. Cada país está estableciendo medidas diferentes, desde la suspensión de conciertos, concentraciones y el cierre de museos y escuelas en buena parte de Italia, a la construcción de hospitales improvisados en China, pasando por campañas de comunicación y concienciación ciudadana por parte de gobiernos, como el de España. En nuestro país solo se han aplicado medidas más drásticas en zonas concretas donde se han identificado más casos, como en Vitoria o en Haro, La Rioja.

A nivel económico y empresarial, ya se está notando los efectos de la inquietud y la incertidumbre (cancelaciones de ferias y eventos, bajada del precio del barril petróleo…). En este artículo nos centramos en la decisión más recurrida por las compañías para hacer frente al virus: el teletrabajo, ya sea total, parcial o aplicado a empleados que muestren síntomas (o a aquellos que hayan viajado a una zona de riesgo). Por ello, os dejamos las pautas incluidas en nuestra legislación laboral para implementar esta práctica.

El teletrabajo en nuestra legislación

El teletrabajo es voluntario para la persona trabajadora y el empresario afectado, respetando el derecho de la persona trabajadora a su solicitud según el nuevo art. 34.8 ET. (Conciliación Vida laboral y familiar). La negativa de un empleado a teletrabajar no es, en sí, un motivo de rescisión de la relación laboral, ni de la modificación de las condiciones de trabajo.

Tendrá las siguientes características:

• Tendrá la consideración de trabajo a distancia aquél en que la prestación de la actividad laboral se realice de manera preponderante en el domicilio del trabajador o en el lugar libremente elegido por éste, de modo alternativo a su desarrollo presencial en el centro de trabajo de la empresa.

• El acuerdo por el que se establezca el trabajo a distancia se formalizará por escrito. Tanto si el acuerdo se estableciera en el contrato inicial como si fuera posterior, le serán de aplicación las reglas contenidas para la copia básica del contrato de trabajo.

• Los trabajadores a distancia tendrán los mismos derechos que los que prestan sus servicios en el centro de trabajo de la empresa, salvo aquéllos que sean inherentes a la realización de la prestación laboral en el mismo de manera presencial. En especial, el trabajador a distancia tendrá derecho a percibir, como mínimo, la retribución total establecida conforme a su grupo profesional y funciones.

• El empresario deberá establecer los medios necesarios para asegurar el acceso efectivo de estos trabajadores a la formación profesional continua, a fin de favorecer su promoción profesional. Asimismo, a fin de posibilitar la movilidad y promoción, deberá informar a los trabajadores a distancia de la existencia de puestos de trabajo vacantes para su desarrollo presencial en sus centros de trabajo.

• Los trabajadores a distancia tienen derecho a una adecuada protección en materia de seguridad y salud.

• Los trabajadores a distancia podrán ejercer los derechos de representación colectiva. A estos efectos dichos trabajadores deberán estar adscritos a un centro de trabajo concreto de la empresa.

El laboral, que comprenderán:

1. Informaciones relativas a los convenios colectivos aplicables.

2. Una descripción del trabajo a realizar.

3. Todas aquellas especificidades que requieran información escrita (departamento al que se encuentra adscrito el teletrabajador, sus superiores, personas a las que puede dirigirse para informarse sobre temas profesionales o personales, modalidades de entrega de informes, etc).

Suscríbete

Suscríbete ahora a nuestro blog

3 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies