Debido a la pandemia mundial Covid 19 han sido muchos los trabajadores que se
han visto afectados por un Expediente de Regulación de Empleo Temporal (ERTE),
uno de los mecanismos utilizados para paliar los efectos económicos que ha
causado a las empresas el cierre de las mismas o la disminución de la actividad.

Si es tu caso, debes tener en cuenta que, al haber estado incurso en un ERTE, has tenido mínimo dos pagadores:

  • La empresa, por el cobro de las nóminas.
  • El Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), por el cobro de la prestación

Debido a esta situación, estás obligado a hacer la declaración de la renta del año
2020.Además, como en la prestación por parte del SEPE no se realiza descuento de IRPF,
es posible que en la renta te salga a pagar.
Para evitar esta situación, es recomendable que, una vez se reinicie la actividad y
salgas del ERTE solicites a la empresa que:

  • Te calcule el IRPF como si hubieras estado todo el año trabajando sin ERTE,
    o bien.
  • Te establezca un IRPF superior al que calculen cuando regularicen el IRPF de
    estos meses.

Si tienes alguna duda, ponte en contacto con nosotros.

Suscríbete

Suscríbete ahora a nuestro blog

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies