Desde el 1 de enero de 2021 no es aplicable al Reino Unido la normativa comunitaria, por lo que se debe tratar al Reino Unido como al resto de países de fuera de la UE. De todos los cambios a nivel fiscal que esto supone, a continuación, se exponen los más destacables a efectos del Impuesto sobre Sociedades (IS) para un contribuyente (persona jurídica) residente en España, cómo le afecta la salida como país de UE del Reino Unido.

Dado que existe un convenio para evitar la doble imposición entre Reino Unido y España (CDI) y este Convenio va a continuar siendo aplicable a partir de 1 de enero de 2021, determinadas rentas dejarán de estar exentas en aplicación de la normativa interna (IS) y podrán seguir siendo rentas exentas, invocando el derecho a la aplicación de Convenio.

A continuación, se exponen los principales cambios en el Impuesto de Sociedades derivados de dejar de ser contribuyentes residentes en un Estado miembro de la Unión Europea:

I.- IMPUESTO SOBRE SOCIEDADES: NO DEDUCCIÓN DE GASTOS

En artículo 14.2 de la Ley del Impuesto sobre Sociedades (LIS) se establece que serán deducibles las contribuciones efectuadas por las empresas promotoras previstas en la Directiva 2003/41/CE a fondos de pensiones de empleo autorizados o registrados en otro Estado miembro, siempre que se cumplan determinados requisitos.

Por tanto, a partir de 1 de enero de 2021, la realización de contribuciones a fondos de pensiones de empleo del Reino Unido, no se considerará gasto deducible en el Impuesto sobre Sociedades.

II.- IMPUESTO SOBRE SOCIEDADES: CONSECUENCIAS DEL CAMBIO DE RESIDENCIA:

A partir de 1 de enero de 2021 el cambio de residencia de una entidad con transferencia de elementos patrimoniales de España al Reino Unido generará una deuda tributaria en el Impuesto sobre Sociedades de las entidades españolas trasladadas, que no podrá ser objeto de aplazamiento en ningún caso.

Todo ello, por dejar de ser aplicable el artículo 19.1 de la LIS que regula las consecuencias de los cambios de residencia de entidades residentes en territorio español, tanto si el traslado se realiza a otro Estado miembro de la Unión Europea o del Espacio Económico europeo como si se realiza a un tercer país.

III.- IMPUESTO SOBRE SOCIEDADES: RENTAS QUE DEJAN DE ESTAR EXENTAS

La exención sobre dividendos y rentas derivadas de la transmisión de valores representativos de los fondos propios de entidades no residentes en territorio español del artículo 21 de la LIS, no se aplica a entidades residentes en territorios de nula tributación o calificado como paraíso fiscal, salvo que pertenezcan a la UE y cumplan determinados requisitos.

Por lo tanto, a partir de 1 de enero de 2021, no será aplicable la exención de dividendos de la LIS, si bien, hay que atender a lo establecido en cuanto a dividendos, en el Convenio de doble imposición entre Reino Unido y España que sigue siendo aplicable. Uno más de 

IV.- IMPUESTO SOBRE SOCIEDADES: CAMBIOS EN DEDUCCIONES

  • En cuanto a la deducción en la cuota íntegra por la realización de actividades de investigación y desarrollo e innovación tecnológica, la normativa interna (art.35 de la LIS), establece que los gastos de investigación y desarrollo que se integran en la base de la deducción deben corresponder a actividades efectuadas o cantidades pagadas para la realización de dichas actividades, así como de innovación tecnológica, en España o en cualquier Estado miembro de la UE o del Espacio Económico Europeo. 

Por lo tanto, a partir de 1 de enero de 2021 los gastos asumidos por las diferentes entidades españolas contribuyentes por el Impuesto sobre Sociedades como consecuencia de actividades de investigación y desarrollo e innovación tecnológica en el Reino Unido, no computarán para el cálculo de la base de deducción por la realización de este tipo de actividades.

  • Deducción por inversiones en producciones cinematográficas, series audiovisuales y espectáculos en vivo de artes escénicas y musicales:

A partir de 1 de enero de 2021, las coproducciones en las que participen solo productoras británicas no se beneficiarán del límite incrementado del 60% para el caso de producciones financiadas por más de un Estado Miembro de la UE. Será aplicable, por tanto, el límite general, tal que el importe de esta deducción, conjuntamente con el resto de ayudas percibidas por el contribuyente, no puede superar el 50% del coste de producción, de acuerdo con el artículo 36 de la LIS.

La normativa interna (LIS) también establece que los productores que se encarguen de la ejecución de una producción extranjera en España tienen derecho a una deducción del 30% respecto del primer millón de base de la deducción y del 25 % sobre el exceso de dicho importe de los gastos realizados en territorio español con ciertos límites. Dichos gastos se corresponden, entre otros, con los de personal creativo, siempre que tenga residencia fiscal en España o en algún Estado miembro del EEE, con un límite. 

Por lo que, a partir de 1 de enero de 2021:

– el personal creativo con residencia fiscal en el Reino Unido no originará derecho a la deducción examinada por los gastos incurridos en ellos por la entidad productora española, y 

– los autores, actores o personal creativo de carácter técnico con nacionalidad o residencia británica no computarán para determinar el requisito de si la producción es española (para lo que se exige que al menos el 75% del conjunto de autores, actores o personal creativo de carácter técnico de las obras cinematográficas y audiovisuales esté formado por personas con nacionalidad española o de cualesquiera de los otros Estados miembros de la UE, del EEE, o que posean tarjeta o autorización de residencia en vigor en España o en cualesquiera de dichos Estados).

V.- IMPUESTO SOBRE SOCIEDADES: NO APLICACIÓN DE REGÍMENES ESPECIALES

  • Agrupaciones europeas de interés económico:

A partir de 1 de enero de 2021, las joint venture, constituidas por entidades españolas y británicas, no podrán tener la consideración de agrupación europea de interés económico, ya que no es aplicable el régimen de imputación de rentas a los socios previsto en este régimen fiscal especial regulado en el artículo 44 de la LIS (el cual establece que sólo podrán ser miembros de una agrupación europea de interés económico las sociedades, así como otros entes de derecho público o privado constituidos de conformidad con la legislación de un Estado miembro, que tengan su sede estatutaria o legal y su administración central en la Comunidad).

  • Régimen especial de las fusiones, escisiones, aportaciones de activos, canje de valores:

A partir de 1 de enero de 2021, no resultará de aplicación el régimen especial de reorganizaciones empresariales (fusiones, escisiones, aportaciones de activos, canje de valores) regulado en la normativa interna de la LIS (en sus artículos 76 a 89).

Este régimen especial hace referencia a las operaciones de reestructuración empresarial y supone un diferimiento de la tributación de las rentas latentes en los elementos patrimoniales transmitidos como consecuencia de la realización de dichas operaciones.

La entidad transmitente en una fusión o escisión que se acoja a este régimen, no integra la renta derivada de la diferencia entre valor de mercado y valor fiscal de los elementos transmitidos y se integran en el patrimonio de la entidad beneficiaria con el mismo valor que tenían en la entidad transmitente. Asimismo, los socios valoran las acciones o participaciones de la entidad disuelta al mismo valor fiscal que tenían los valores dados de baja.

La aplicación de este régimen en la normativa española se proyecta no solo sobre operaciones de reestructuración empresarial en las que participan entidades residentes en la UE sino también a operaciones en las que los bienes transferidos se sitúan en un tercer Estado siempre que se mantenga la posibilidad de un posterior gravamen por parte del Estado español.

Dado que la aplicación de este régimen especial de diferimiento, también se aplica al cambio de domicilio social de una Sociedad Europea o una Sociedad Cooperativa Europea de un Estado miembro a otro de la UE, procede concluir que, a partir de 1 de enero de 2021, los cambios de domicilio social al Reino Unido, tampoco podrán beneficiarse del régimen especial regulado en la normativa interna de la LIS.

Suscríbete

Suscríbete ahora a nuestro blog

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*