¿Storyqué? Probablemente, a muchos les suene a chino, pero el storytelling no es más que el arte de contar historias que atrapen al usuario en formato escrito, imagen o vídeo. Esta ha sido la clave de las grandes marcas durante mucho tiempo pero ahora, con la accesibilidad que nos da internet, cada vez más negocios medianos y pequeños se suman a este formato, ya que genera mucho más contacto con el público y recuerdo de marca.

Actualmente, lo que prima en internet es la relevancia de los contenidos para los usuarios. El conflicto viene cuando esos contenidos le parecen muy buenos a la empresa, pero no tanto a su público, a veces porque lo que se cuenta realmente no está pensado para sus usuarios, a veces porque la intención de venta es demasiado descarada.

En un mundo donde, cada vez más, la competencia crece y la diferenciación decrece, este tipo de publicidad se vuelve más necesaria para las marcas que buscan posicionarse.

¿Por qué es realmente importante el storytelling?

Porque es único de cada marca y difícilmente puede ser copiado. En la actualidad nos encontramos sobresaturados de información por parte de las marcas, bombardeados de publicidad que no conseguimos recordar más de lo que dura el siguiente anuncio de televisión. De media, las personas recibimos entre 3.000 y 5.000 impactos de publicidad, es por esto que el storytelling marca la diferencia.

No queremos publicidad. Queremos storytelling.

Al igual que con los cuentos, no vale contar cualquier historia sin fondo ni interés para el receptor. Quizá te extrañe, pero hemos escuchado más de una vez eso de “lo ponemos en redes sociales, y ya nos leerán”. Y no. No les leen. Quien no se preocupa por sus usuarios no puede esperar ninguna respuesta. Debemos elegir un tema relevante, que capte la atención del público al que nos dirigimos y le incite a escuchar lo que tenemos que contarle sobre nosotros, nuestra empresa, producto o servicio.

El estudio “Storytelling: The Current State of Branded Content” realizado por la Universidad de Syracuse, el IPG Medial Lab y la revista Forbes demuestra que el impacto del contenido de marca es superior al de la publicidad tradicional (leer el estudio original). En términos de efectividad, un 59% de las personas que realizaron el estudio afirmaron que buscarían más información sobre la marca después de haber visto el contenido.

Este estudio también arrojó luz sobre las preferencias de los millennials – generación que se resiste más a la publicidad convencional – por los formatos largos, con los que obtienen un mayor recuerdo y fidelidad a la marca.

Un buen mensaje que conecte con nuestro público es más fácil que sea recordado, aumenta la lealtad y crea relaciones más a largo plazo.

¿Cuál es el secreto de un buen storytelling?

Te quiero a ti.

No todo el mundo tiene los mismos gustos ni le emocionan las mismas cosas, por lo que, antes de empezar con tu historia, es importante tener bien definido a quién te vas a dirigir, cuáles son sus gustos y su forma de pensar para que el mensaje que reciba tu público objetivo le despierte alguna emoción y, así, captar su atención.

La marca Hendrick’s Gin se dirige a un público objetivo característico que denominan personas librepensantes y apuesta por un estilo de comunicación muy inusual, al igual que el producto que ofrece al ser una ginebra que contiene flores y pepino. Su publicidad en medios convencionales la forman un conjunto de carteles como estos:

    

Te conozco y te entiendo.

Aquí prima la empatía que despertamos en el consumidor. Si el contenido no conecta emocionalmente con él, el storytelling será un fracaso.

Aunque la emoción que nos despierta un anuncio no es medible, sí es una realidad que las personas somos seres emocionales, y nos dejamos llevar por esta a la hora de tomar algunas decisiones.

Con orden, que me lío.

Como en toda buena historia, debemos seguir un orden lógico para que el mensaje sea claro y bien entendido por el receptor, haciendo que este se sitúe en un contexto que le anime a seguir la trama.

Para profundizar en esto, te recomendamos (y mucho) El viaje del escritor de Christopher Vogler, una obra de referencia para guionistas de todo el mundo, basada en El viaje del héroe de Joseph Campbell (1949), que marca 12 etapas que podemos integrar en nuestra estrategia de marketing para la realización de nuestro storytelling.

¿Qué marca era esa?

Aquí uno de los puntos más importantes: ser recordados. De nada nos sirve trabajar en un mensaje que al poco va a ser olvidado junto con el resto de publicidad de la que hablábamos al principio. Es por esto que la historia tiene que ser sencilla, no hace falta que tenga muchos elementos sino que impacte y cautive a quien la vea.

Nuestro logo no es el protagonista (aunque nos duela).

Para poder sentirnos identificados necesitamos a uno o varios personajes que den vida a la historia y que vayan pasando por distintas situaciones. Estos personajes serán los protagonistas y en ellos se verán reflejados los valores de la marca, cuanto más auténticos sean más fácil será empatizar con ellos.

Un ejemplo muy bueno es el anuncio de la marca escocesa de whiskey Johnie Walker donde se muestra al actor escocés Robert Carlyle. En este storytelling se ve a nuestro protagonista andando mientras cuenta la historia de la marca y hace referencia al lema “keep walking” ya que no deja de andar en ningún momento y, como no, todo ambientado en Escocia.

Es muy importante que se sepa de quién estamos hablando pero eso no significa que tengamos que ser el centro de atención todo el tiempo. Como ya hemos dicho, el protagonista será el personaje que presentemos y con el que el público empatizará.

La marca formará parte del contexto, haciendo que el espectador relacione las emociones despertadas con ella y no se sienta bombardeado con información.

Ejemplo. “Vale” de Estrella Damm. La cerveza está en el contexto, pero no es el centro de la historia.

Si te gustaría darle un impulso de valor real a tu marca (del que ven los usuarios, no solo el que pensamos que tiene porque es nuestra), te invitamos a contactar la Agencia Creativa de CE Consulting: www.agenciacreativace.es y te orientaremos para conseguirlo. ¿Te atreves?

Suscríbete

Suscríbete ahora a nuestro blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies