Como empresario puedes imponer sanciones si tu trabajador no cumple con sus obligaciones laborales. Para que su conducta sea sancionable debe venir recogido en el convenio colectivo o legislación de aplicación, quien determina sin son leves, graves o muy graves.

Tipos de faltas y sanciones asociadas

Las sanciones máximas que pueden imponerse:

  • Amonestación verbal o escrita y suspensión de empleo y sueldo de hasta dos días en el caso de las faltas leves.
  • Suspensión de empleo y sueldo de tres a catorce días por falta grave.
  • Si estamos ante una falta muy grave: suspensión de empleo y sueldo de catorce días a un mes, traslado a centro de trabajo de localidad distinta durante un período de hasta un año y despido disciplinario.

Plazos de prescripción de las sanciones

Tienes que saber que estas faltas prescriben pasado un tiempo, los plazos son los siguientes:

  • Leves: a los 10 días naturales de su comisión.
  • Graves: a los 20 días naturales de su comisión.
  • Muy graves: a los 60 días naturales de su comisión.

No se podrán imponer sanciones que consistan en la reducción de las vacaciones u otras minoraciones a los derechos de descanso del trabajador ni en multas en dinero.

También es importante que tengas en cuenta que las faltas graves y muy graves tienen que comunicarse por escrito, indicando la fecha y hechos que dan lugar a la sanción.

 

Suscríbete

Suscríbete ahora a nuestro blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies