Y es que la marca es un signo que os permite a los empresarios, distinguir vuestros productos o servicios, frente a los de vuestros competidores.

Y si bien su registro no es obligatorio, sí es muy recomendable; ya que el nacimiento del derecho exclusivo sobre esa la misma nace de la concesión de su registro público.

Desde ese momento confiere a su titular el derecho exclusivo a utilizarla en el tráfico económico, impidiendo a otros utilizar en España los signos protegidos u otros idénticos o similares, aplicados a esos mismos productos o servicios, u otros semejantes.

La protección en España se puede obtener de varias formas:

– Por vía nacional

– A través de una vía comunitaria: pudiendo obtener una marca de la Unión Europea o

– Mediante registro internacional

Pero, ¿puedo usar la marca antes de tenerla registrada?

Sí, aunque es muy conveniente tenerla registrada antes de divulgarla, ya que de otro modo un tercero puede presentar una solicitud idéntica o similar antes que nosotros, obligándonos a probar su uso anterior en el tiempo.

Confiere a su titular el derecho exclusivo a utilizarla en el tráfico económico

Piensa también que la marca no sólo otorga distintividad a la empresa y a sus productos o servicios, sino que es un activo más, dotado de un alto valor, y que tanto la solicitud como la marca son transmisibles por todos los medios reconocidos por el Derecho.

Por seguridad, por distintividad e imagen y por crear valor para su compañía, no olvides proteger la marca de tu empresa.

 

Suscríbete

Suscríbete ahora a nuestro blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies