Cómo afecta al contribuyente la decisión del Tribunal Supremo sobre la plusvalía municipal

El Tribunal Supremo (Sentencia 9-07-2018, nº 1163/2018) ha dictado sentencia en la que fija los criterios interpretativos sobre los artículos 107, 1º y 2º a), y 110,4º del Texto Refundido de la Ley de Haciendas Locales, a la luz de la Sentencia del Tribunal Constitucional (59/2017) que los declaró nulos e inconstitucionales, y corrige la doctrina que han venido manteniendo algunos Tribunales Superiores de Justicia que declaraban la nulidad absoluta de todos los preceptos citados en relación con la plusvalía.

En primer lugar, aclara el Tribunal Supremo que la base y fundamento de la inconstitucionalidad declarada en la sentencia del Tribunal Constitucional es la vulneración del principio de capacidad económica, en consecuencia:

  • Los artículos 1 y 107.2 a) del TRLHL son de inconstitucionalidad y nulidad parcial. En este sentido, sólo los supuestos en que la transmisión por cualquier título (o la constitución o transmisión de cualquier derecho real de goce, limitativo del dominio, sobre los referidos terrenos), no ha generado incremento serán objeto de devolución por ser ingresos indebidos. Sin embargo, si en la transmisión del terreno se ha producido incremento de valor, no procede la devolución del impuesto.
  • El artículo del TRLHL es inconstitucional y nulo total, porque, no permite que el contribuyente pueda probar la inexistencia del aumento del valor del terreno ante la Administración municipal o en su caso, ante el órgano judicial. La nulidad e inconstitucionalidad de dicho artículo ahora permite que el ciudadano pueda presentar prueba sobre la valoración y sobre la fórmula de cálculo de la misma, que puede resultar diferente al de la Administración.

Efectos sobre el contribuyente

Sentado lo anterior, ¿cómo afecta la interpretación sobre la plusvalía de la sentencia del Tribunal Supremo a los contribuyentes?

  • Solamente podrá reclamarse la devolución de la plusvalía municipal en aquellos casos en los que el contribuyente pueda acreditar que la transmisión le ha generado una pérdida o que no ha habido incremento de valor del terreno.
  • En caso de aumento de valor del terreno al momento de la transmisión, son aplicables los artículos 107,1 y 2 y, por tanto, procederá la liquidación del impuesto
  • El contribuyente es quien tiene que probar que no ha habido incremento o que no ha experimentado aumento de valor.
  • Para acreditar que no hay plusvalía es válida cualquier prueba, como las escrituras públicas de adquisición y transmisión, prueba pericial o cualquier otra valida en derecho, recayendo posteriormente en la Administración la carga de probar en contra, es decir, que sí ha habido incremento. Pero ha de tenerse en cuenta que, en caso de acudir a la vía judicial, corresponderá a los Jueces la valoración de la prueba que conste aportada en el procedimiento, de manera que se desconoce si será suficiente como prueba las escrituras.
  • La sentencia del Tribunal Supremo no se pronuncia sobre el método de cálculo de dicho impuesto, cuestión que está pendiente de resolver en próximas sentencias.
  • Si pese a la inexistencia de incremento de valor, la Administración municipal exige o gira la liquidación del impuesto, se recomienda pagar y al mismo tiempo recurrir, para evitar recargos y posibles sanciones.

 

Suscríbete

Suscríbete ahora a nuestro blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies