Actualización (22/10/2018): El Tribunal Supremo convocará un pleno para revisar el criterio de que sea el banco quien deba hacerse cargo de los gastos ocasionados por el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados. Por el momento, se han dejado sin efecto todos los señalamientos sobre los recursos relacionados con este asunto.

El Impuesto de Actos Jurídicos Documentados, otro gasto hipotecario que ya puede reclamarse

Importante cambio de criterio del Tribunas Supremo: El Impuesto de Actos Jurídicos Documentados debe pagarlo el banco

Estupenda noticia, tanto para el consumidor que esté pensando hipotecarse, como para aquel que en su día se hipotecó. El Tribunal Supremo ha modificado su criterio y establece que el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados que grava la constitución de las hipotecas corresponde abonarlo a las entidades financieras.

Así, este impuesto, el importe más considerable e importante de los gastos de constitución de las hipotecas, deberá ser asumido por las entidades bancarias.

¿Qué razones han llevado a la rectificación sobre el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados?

La razón principal ha sido el hecho de que los bancos sean los verdaderos interesados en que la hipoteca que garantiza el préstamo sea elevada a escritura pública e inscrita en el Registro de la Propiedad, posibilitándoles así una acción ejecutiva para reclamar en caso de impago.

De esta forma, queda abierta la puerta para que los usuarios puedan reclamar a los bancos lo que en su día abonaron por el impuesto de Actos Jurídicos Documentados. Pero no es el primer cambio de criterio ni el único gasto que podemos reclamar…

¿Qué gastos podemos entonces reclamar?

A partir de ahora podrán reclamarse la totalidad de los gastos de formalización de la hipoteca:

  • Notaría
  • Registro de la Propiedad
  • Gestoría
  • Tasación de la vivienda
  • Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (AJD)

¿Qué plazo hay para reclamar las cantidades pagadas?

  • Todo hipotecado consumidor que haya firmado un préstamo hipotecario, y que todavía no haya procedido a reclamar, podrá solicitar la nulidad de la cláusula en cualquier momento puesto que el plazo es indefinido o imprescriptible.
  • A quien se le haya declarado la nulidad de la cláusula pero no aportó facturas, podrá solicitar la restitución de los importes en otro procedimiento. El plazo para ello es de 5 años a contar desde la fecha en que se hizo firme la sentencia que declaró dicha nulidad.
  • Aquellos a quienes, solicitada la nulidad de la cláusula, no se les concedió el pago del Impuesto, siempre que su sentencia se encuentre recurrida o en fase de recurrir. La Audiencia Provincial deberá de determinar el pago de dicho impuesto por parte de la entidad financiera.

Es importante destacar que el consumidor que demandó y solicitó la nulidad de la cláusula pidiendo el pago del Impuesto, pero no se les concedió el mismo, no podrán proceder a reclamar por tratarse de cosa juzgada si su sentencia es firme.

¿Cómo se puede iniciar el proceso de reclamación?

Desde Consulting Abogados ponemos a vuestra disposición nuestro equipo de Abogados especializados en Derecho Bancario, y os adelantamos los pasos para iniciar el proceso:

Reunir la documentación necesaria

Localizar la escritura de préstamo hipotecario cuyos gastos se pretendan reclamar, junto con las facturas de notaría, registro de la propiedad, tasación del inmueble, gestoría e impuesto de Actos Jurídicos Documentados. Si no tenemos la documentación, podemos reclamar igualmente los gastos, ya que podremos recopilarla a través de las entidades públicas y privadas que llevaron a cabo las gestiones.

Redactar documento de reclamación

Este documento debe estar dirigido a la entidad bancaria y  solicitar a través de él los importes abonados. Podemos hacerlo nosotros mismos, aunque nuestro consejo es encargarlo a un profesional, que se asegure de realizar el requerimiento fehaciente a la entidad o entidades correctas. El coste es mínimo, y enlaza además con el siguiente punto.

Estudiar con detalle la respuesta del banco

Analizarsus razonamientos jurídicos para asegurarse de que la propuesta es correcta y que no se nos está obligando a renunciar a derechos e impidiéndonos reclamar judicialmente en un futuro esta y otras cláusulas.

Controlar los tiempos de resolución.

El Banco debería resolver la reclamación en un plazo de 2 meses desde que se realizó la misma.

Si la negociación extrajudicial fracasa, no quedará otra solución que  demandar en los juzgados especializados.

 

Suscríbete

Suscríbete ahora a nuestro blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies