La realidad no es un hecho. La configuramos, día a día, minuto a minuto, con nuestras decisiones. Es cierto que otros, con las suyas, pueden modificarla y es ahí, precisamente, donde se encuentra el germen de este artículo.

“Un niño coloreaba de verde una amapola en un dibujo. Su maestra le obligó a borrarlo y a pintarla de rojo. Después coloreó de azul la hierba y la maestra le obligó a que la pintara de verde.”

¿Podríamos decir que es una realidad impuesta? ¡Claro, la hierba es verde y la amapola es roja! Como si lo que importara para sentir fuese el color. Aquel alumno no se encontraba a gusto. El resto de su sentimiento podréis imaginarlo.

Reivindicar otra realidad

¿Quién, al regreso de las vacaciones, va a levantar la mano en su trabajo para reivindicar otra realidad? ¿Quién va a ser capaz de manifestar que no le gusta lo que hace, que se siente desmotivado laboralmente?

No hay cosa peor para una empresa que el hecho de que el cariño de un trabajador por aquello que hace se encuentre roto. A veces, ni el reconocimiento ni el buen trato – eso que llaman el salario emocional – nos vale. Ni siquiera el dinero. A veces la desmotivación laboral es la única realidad.

Sí, amigos. Nuestra realidad se puede cambiar aunque los demás no la entiendan. ¿Cuántos habéis estado de acuerdo con la maestra corrigiendo al niño? Nadie nos puede obligar a ver roja una amapola cuando somos daltónicos, ni verde la hierba , ni azul el cielo… Los estados de ánimo no deben incidir sobre la percepción de las cosas; sino al contrario,  contagiarnos y extraer lo positivo que hay detrás de cada dificultad.

Reafirmarse en lo positivo

Si, a pesar de ser afortunado por tener un puesto de trabajo, sientes ansiedad por no disfrutar de lo que haces y crees que no vas  a poder crecer ni realizarte, existen dos caminos a tomar. Uno de ellos es el abandono y la búsqueda de un nuevo trabajo. El otro, avanzar hacia una mentalidad positiva que te permita lograr los objetivos que te satisfacen.

¿Qué hacer ante la desmotivación laboral?

No está la cosa como para cambiar de trabajo, por lo que habrá que poner un poco de imaginación y cambiar el chip ante la rutina cotidiana para enfrentarnos a la desmotivación laboral.

Mirar más allá

Motivarnos no es quizá tan difícil como a veces creemos. Basta con pensar qué objetivos de la vida se consiguen con el trabajo. Reconocer que con el esfuerzo diario se van consiguiendo metas personales supone una proyección de la persona a nivel profesional. Concebir el trabajo como lo único que sucede en el día es el gran error. No es más que la herramienta que utilizamos para poder satisfacer nuestras necesidades personales; y eso, hay que cuidarlo.

Evolución constante

Plantearse retos, tanto en el trabajo como fuera de él, implica asumir responsabilidades y con ello un mejor desempeño que, seguro, acabará motivándonos. La formación constituye, sin dudas, un camino interesante para nuestras aspiraciones. Así como considerar cada revés laboral como una oportunidad de superación y no de desánimo.

Fomentar el compañerismo

Aprovechar momentos para mantener un sano ambiente laboral ayuda a percibir el compromiso laboral como un acto de convivencia necesario. ¡No estamos solos!

Ser fieles a nosotros mismos

Pero básicamente será la fidelidad a nuestra percepción de la realidad la que definitiva y más profundamente puede ayudarnos. Piensa que la felicidad en cualquier ámbito de la vida, incluso el laboral, no es alcanzar un premio, ni una merecida fiesta, ni siquiera un sueldo a final de mes… La felicidad es el color con el que, a diario, vestimos nuestros minutos.

Pintemos de colores el tiempo; cualquier tiempo, en todo momento.

¡Ah! El niño siguió pintando de verde las amapolas.

 

Suscríbete

Suscríbete ahora a nuestro blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies