Hombre de negocios hablando por teléfono sobre la protección del administrador

La Ley 31/2014, de 3 de diciembre, que modifica la Ley de Sociedades de Capital, supone un gran cambio en el régimen de responsabilidad de los administradores sociales. Esta normativa endurece esta responsabilidad, siendo más severa y dura, lo que conlleva que cada día sean más frecuentes las reclamaciones a los Administradores por incidencias que pueda tener la sociedad.

Así, el Seguro de Responsabilidad de la Actividad se queda corto ante la protección del Administrador, pues ya no le cubre por completo y, por tanto, ha de tener en cuenta otros factores a la hora de protegerse ante posibles reclamaciones de terceros. 

Gerentes, Directivos Consejeros, Administradores y Accionistas – entre otros – buscan garantizar su responsabilidad personal y proteger su patrimonio frente a reclamaciones de terceros (proveedores, acreedores, empleados, accionistas, administración, etc…) derivadas de sus decisiones empresariales. Y para ello necesitan una cobertura amplia que incluya las posibles sentencias condenatorias, así como las posibles indemnizaciones consecuencia de la realización de un acto incorrecto, por acción u omisión, y los gastos de defensa y costas judiciales ante una reclamación.

Coberturas complementarias

Para hacer frente a las necesidades de los Administradores, además de la cobertura de responsabilidad civil, existen otros seguros para administradores societarios que suele tener coberturas complementarias como los gastos de consultoría externa, de defensa jurídica o el pago de indemnizaciones.

Gastos de consultoría externa

Con esta cobertura, la compañía se encarga de pagar los gastos de investigación que conlleve una inspección o investigación ante una posible sanción por parte de un órgano regulador u organismo como, por ejemplo, Hacienda.

Gastos de defensa jurídica

Muchas pólizas incluyen también los gastos que supone la defensa del directivo asegurado ante los tribunales, así como también las fianzas penales en caso de ser decretadas por un juez ante un posible delito. Entre otros gastos también se cubre el aval concursal, la extradición o incluso percances que se den en el entorno de trabajo como, por ejemplo, despido, acoso o discriminación.

Protección de los bienes familiares

Algunas aseguradoras incluyen en sus pólizas coberturas para proteger los bienes conyugales o de la pareja de hecho. En este caso, la aseguradora se encargaría de cubrir las pérdidas que le pudiesen ocasionar las reclamaciones al cónyuge legal o pareja de hecho de un directivo asegurado que haya provocado un perjuicio a un tercero. Esto ocurre en las sentencias que afectan a propiedades conjuntas de bienes.

Por otro lado, también hay aseguradoras que cubren los bienes hereditarios, a los herederos y a los representantes legales. Esta póliza protege el patrimonio ante posibles reclamaciones.

Si necesitas más información sobre qué tipo de seguro te conviene para protegerte de tus responsabilidades como Administrador, contacta con nosotros y te informaremos sin compromiso.

Contacta con nosotros llamando al teléfono 627 043 619 | 672 768 673 o escribiéndonos un correo electrónico a: madrid@hispalar.es

Suscríbete

Suscríbete ahora a nuestro blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies