En derecho laboral, el accidente in itinere​ responde al accidente de tráfico ocurrido al trabajador durante el desplazamiento desde su domicilio hasta su lugar de trabajo, y viceversa.

Conforme establece la Ley y conforme va apareciendo Jurisprudencia, para que se considere así deben producirse estos cuatro requisitos:

  1. El fin del desplazamiento debe ser ir o volver del trabajo.
  2. El camino utilizado para el desplazamiento debe ser el normal y habitual.
  3. El medio de transporte utilizado debe ser el habitual y adecuado para salvar la distancia a recorrer.
  4. El tiempo utilizado debe ser el normal, sin interrupciones por motivos particulares que puedan romper la relación de causalidad y teniendo en cuenta la distancia a recorrer, el medio de transporte utilizado, etc.

Ejemplos

Para entenderlo mejor, te mostramos estos ejemplos:

  • NO es accidente in itinere cuando se regresa a la oficina después de haber almorzado con un amigo.
  • Y en cambio, lo es si con quien se ha almorzado es con un cliente. En este caso sí sería considerado accidente in itinere.

Y además, una reciente sentencia del Tribunal Supremo ha establecido que detenerse en el supermercado para hacer la compra sí sería considerado accidente in itinere. El tribunal ha considerado que “la conducta normal del trabajador responde a patrones usuales de convivencia”.

 

Suscríbete

Suscríbete ahora a nuestro blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies