Reloj con alarma para presentar las cuentas anuales

El 30 de junio es la fecha límite para aprobar las cuentas anuales de las sociedades cuyo ejercicio social coincida con el año natural, así como para resolver sobre la aplicación del resultado del ejercicio de acuerdo con el balance aprobado.

Una vez aprobadas las cuentas anuales, los administradores de la compañía disponen de un mes para proceder a su depósito en Registro Mercantil provincial donde se encuentre registrada la sociedad.

¿En qué formatos puedo presentar las cuentas anuales en el Registro correspondiente?

Las cuentas anuales podrán depositarse en el Registro Mercantil en los siguientes soportes:

  • Soporte papel: En cuyo caso las cuentas anuales deberán de presentarse junto con la instancia de presentación y la certificación de aprobación de las cuentas anuales, así como con todos los modelos normalizados debidamente cumplimentados referente a las cuentas anuales de la compañía.
  • Soporte Telemático: En cuyo caso, toda la información referente de las cuentas anuales será incorporada en el programa informático que podrá obtener de la página de Registradores.org.

¿Qué documentos son los que hay que presentar?

Como mínimo hay que presentar 10 documentos, referente a las cuentas anuales que son:

  • Instancia de Presentación.
  • Hoja de datos Generales de Identificación.
  • Certificación de aprobación de las Cuentas Anuales.
  • Memoria.
  • Balance.
  • Cuenta de pérdidas y ganancias.
  • Estado de cambios de Patrimonio Neto.
  • Informe Medioambiental.
  • Informe de Acciones/Participaciones Propias.
  • Identificación de la Titularidad Real de la Sociedad. Esta obligación es novedosa con respecto al depósito de las cuentas anuales de ejercicios anteriores y de la que ampliamos información a continuación.

En caso de tener que presentar informe de Auditoría, a los anteriores documentos se añadirían los siguientes:

  • Informe de Auditoría.
  • Informe de Gestión.
  • Estados de Flujos de Efectivo.

¿Qué se entiende por titularidad real?

Respecto a la sociedad que deposita cuentas, se entiende por “titularidad real” la persona o personas física que el último término posean o controlen, directa o indirectamente, un porcentaje superior al 25 por ciento del capital social o de los derechos de voto de la sociedad o entidad, o que a través de otros medios ejerzan el control, directo o indirecto, de la gestión de una persona jurídica.

En caso de no darse lo establecido anteriormente (nadie tiene esa titularidad mínima), se considerará que ejerce dicho control el administrador o administradores de la entidad que deposita. Cuando el administrador designado fuera una persona jurídica, se entenderá que el control es ejercido por la persona física nombrada por el Administrador persona jurídica.

En caso de titularidad indirecta, se detallará la cadena de control a través de la que posean los derechos de voto, empezando a identificar a la persona jurídica dominante que tiene inmediatamente una participación en la sociedad, hasta remontarse al titular real último.

 ¿Qué pasa si no presento las Cuentas Anuales?

Desde el ejercicio 2016, El Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas (ICAC), inició expedientes de sanción para algunas sociedades que han incumplido con la obligación de depósito de las cuentas anuales en el Registro Mercantil.

La presentación de las cuentas anuales es obligatoria para las Sociedades de capital, tal y como se indica en Ley de Sociedades de Capital, que establece lo siguiente:

Dentro del mes siguiente a la aprobación de las cuentas anuales, los administradores de la sociedad presentarán, para su depósito en el Registro Mercantil del domicilio social, certificación de los acuerdos de la junta de socios de aprobación de dichas cuentas, debidamente firmadas, y de aplicación del resultado, así como, en su caso, de las cuentas consolidadas, a la que se adjuntará un ejemplar de cada una de ellas.

Sanciones

También dispone las sanciones que podría acarrear la no presentación de las cuentas anuales de las sociedades de capital:

  1. El incumplimiento por el órgano de administración de la obligación de depositar, dentro del plazo establecido, los documentos a que se refiere este capítulo, también darán lugar a la imposición a la sociedad de una multa por importe de 1.200 a 60.000 euros por el Instituto de Contabilidad y Auditoría de Cuentas (…). Cuando la sociedad o, en su caso, el grupo de sociedades tenga un volumen de facturación anual superior a 6.000.000 euros el límite de la multa para cada año de retraso se elevará a 300.000 euros.
  2. La sanción a imponer se determinará atendiendo a la dimensión de la sociedad, en función del importe total de las partidas del activo y de su cifra de ventas, referidos ambos datos al último ejercicio declarado a la Administración tributaria. Estos datos deberán ser facilitados al instructor por la sociedad; su incumplimiento se considerará a los efectos de la determinación de la sanción. En el supuesto de no disponer de dichos datos, la cuantía de la sanción se fijará de acuerdo con su cifra de capital social, que a tal efecto se solicitará del Registro mercantil correspondiente.
  3. En el supuesto de que los documentos a que se refiere este capítulo hubiesen sido depositados con anterioridad a la iniciación del procedimiento sancionador, la sanción se impondrá en su grado mínimo y reducida en un cincuenta por ciento.
  4. Las infracciones a que se refiere este artículo prescribirán a los tres años.

La no presentación de las cuentas anuales de las sociedades mercantiles, es comunicada de forma anual por el Registro Mercantil al ICAC, por lo que es muy sencillo detectar a las sociedades que pueden ser sancionadas a tales efectos.

Conclusión

Por todo lo anterior, comentar que “más vale tarde que nunca”, con la presentación de las cuentas anuales. Por lo que, si por cualquier circunstancia no podemos proceder con la aprobación y presentación de las cuentas anuales dentro de los plazos regulados por la Ley, recomendamos que, aunque sea tarde, se proceda a la aprobación y presentación de las cuentas anuales de la sociedad de cara a evitar posibles sanciones o conseguir una reducción de las mismas.

Suscríbete

Suscríbete ahora a nuestro blog

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies